Menorca


Sosegada y apacible, Menorca, la más oriental de las Islas Baleares, es un oasis natural único, lleno de contrastes por descubrir. Un auténtico paraíso bañado por el mar Mediterráneo que le seducirá por la armonía y diversidad que encontrará.

La isla cuenta con 216 kilómetros de costa muy variada, de litoral abrupto y playas rojizas en su parte norte, y relieve suave, con calas de arena blanca en su parte sur. Ya sean en amplios arenales o en pequeñas calas rodeadas de pinos, hallará múltiples opciones para disfrutar del sol y de sus aguas limpias y cristalinas.

Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993, Menorca es un paraíso natural con un gran atractivo en todos los sentidos. Su estratégica posición en el centro del Mediterráneo occidental, ha condicionado la isla durante toda su historia. Muchas civilizaciones han pasado por la isla desde los primeros pobladores prehistóricos, formando y enriqueciendo su cultura, su lengua sus tradiciones y sus habitantes.

Pese a su reducido tamaño, Menorca ofrece una gran variedad de actividades y de lugares de interés. La isla es un magnífico escenario natural donde es posible practicar todo tipo de actividades, desde los deportes de vela, pasando por visitar poblados talaióticos, hasta el senderismo por el Camí de Cavalls.

Lugares de interés


Mahón

La capital de la isla de Menorca se erige alrededor de su espectacular puerto natural, el segundo más grande de Europa. La ciudad ofrece un precioso recorrido por su centro histórico y su zona comercial. Su paseo marítimo es un lugar ideal para disfrutar de una relajada cena con el puerto de telón de fondo.

Ciutadella

Ciudad noble y señorial. Ciutadella tiene un encanto que la hace muy especial. Deléitate paseando por esta hermosa ciudad, llena de historia y tradición. Su centro histórico, sus calles estrechas, sus palacios, la Catedral, es Born y todos sus lugares te cautivarán. Al atardecer su zona comercial y su puerto se llenan de vida y ofrecen una amplia oferta gastronómica y nocturna.

Fornells

Este pintoresco pueblo de pescadores se asienta en la costa norte de la isla, a orillas de una espectacular y serena bahía. Fornells destaca por el encanto de sus casitas blancas y es famoso además por su amplia oferta gastronómica, donde destaca su exquisita caldereta de langosta. La protección que ofrece su bahía lo hace un lugar ideal para la práctica de deportes acuáticos.

Binibeca

Binibeca es una pequeña urbanización de ensueño que recrea un antiguo pueblo de pescadores. Sus casitas blancas transmiten el espíritu mediterráneo y sus estrechas callejuelas forman un laberinto en el que no le importará perderse.

Cales Fonts

Cales Fonts es un puerto pesquero menorquín situado en Es Castell, lugar dónde es posible ver el primer sol de España. Cales Fonts tiene un encanto especial. Sus antiguas cuevas de pescadores se han convertido en bares, restaurantes y tiendas, pero conservando toda su esencia, un estilo de vida y hacer, el llamado sentir Mediterráneo.

Es Mercadal

Situado en el corazón de Menorca y a los pies de El Toro, el punto más alto de Menorca, lugar ideal para disfrutar de unas maravillosas vistas de toda la isla. Es Mercadal es un pueblo con mucha vida en verano y destaca por su ya famoso mercado, que se organiza cada jueves.

Faros

Menorca, la isla de los cinco faros. Así es como la llaman algunos. Cada vez más son aquellos que se acercan a visitar los faros para poder ver la puesta de sol desde ellos, le recomendamos estos tres. Faro de Favaritx, Faro de Cavalleria y Faro de Punta Nati.

Talaiots

Menorca es un museo al aire libre sobre la cultura talayótica. Pese a su reducida extensión la isla cuenta con 1574 yacimientos arqueológicos. Recomendamos Talatí de Dalt, Torralba d’en Salort, Torre d’en Galmés, Trepucó entre muchos otros.

Fortalezas

Fuerte de Marlborough es uno de los lugares más relevantes en la lucha entre España, Gran Bretaña y Francia por la posesión de Menorca. La Fortaleza de la Mola, construida entre 1848 y 1875 para defender Menorca de la amenaza británica, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar del siglo XIX.

Playas


A pesar de que Menorca solo tiene 216 kilómetros de costa, cuenta con más de 80 playas. Algunas están urbanizadas y cuentan con servicios de playa, y otras están aún completamente vírgenes y en un entorno completamente natural.

Las playas del sur suelen ser más extensas, llanas y su arena es blanca y fina. El fondo del mar suele ser arenoso y sus aguas turquesas. Mientras que en el norte las playas suelen ser más pequeñas y en zonas más rocosas y abruptas. La arena suele ser más gruesa y de un color rojizo y los fondos son más rocosos.

En algunas playas el acceso es muy fácil y cuentan con parking, mientras que otras el acceso es más complicado y se tiene que ir andando. Esto hace que incluso en verano te puedas sentir solo en algunas playas, sobre todo a primera y última hora del día.

Cala Galdana

Es una de las playas turísticas más emblemáticas de Menorca. Destaca por su extensa forma de concha, por su arena blanca y por el azul turquesa del mar, todo ello resguardado por imponentes acantilados. La playa es ideal para los niños y dispone de servicio de vigilancia, alquiler de hamacas y embarcaciones a motor y otras ofertas de ocio.

Santo Tomás y Binigaus

En el sur del litoral menorquín, en la población de Es Migjorn Gran encontramos estas dos playas de arena blanca y aguas cristalinas. Sant Tomás es la playa que encontramos justo llegar a la urbanización, con servicios y más turística. Binigaus es una playa virgen que encontramos al andar unos 15 minutos por el sendero que queda a la derecha del chiringuito “Es Brucs”. Este rincón único te cautivará.

Es Grau y la Isla den Colom

En un entorno natural como s'Albufera des Grau se encuentra esta playa, ideal para los niños que no saben o empiezan a nadar. En frente, se puede visitar la Isla d’en Colom y disfrutar de sus calas.

Cavalleria

Popular playa virgen en el norte de Menorca, de fácil acceso con coche. Se encuentra muy cerca del puerto natural de Sa Nitja y del Faro de Cavalleria. Para muchos una visita obligada.

Son Bou

Extensa playa de arena blanca y fina que se encuentra en la urbanización de Son Bou, en el sur de Menorca. Esta playa kilométrica ofrece una gran variedad de servicios en su parte más turística. Andando hacia su parte oeste se llega a Atalis.

Arenal d’en Castell

Playa familiar que se distingue por su forma de concha y su salida estrecha al mar. Aunque se encuentra en la zona norte de Menorca, su arena es blanca y fina y sus aguas son transparentes. Integrada en la urbanización de s’Arenal d’en Castell cuenta con una gran oferta de ocio, bares, restaurantes y otros servicios.

Cala Mitjana

En la costa sur de la isla encontramos una de las playas vírgenes más conocidas de Menorca. Se accede fácilmente desde Cala Galdana, desde su parking o andando por el Camí de Cavalls. Junto con Cala Mitjaneta forman un escenario de ensueño.

Pregonda

Una de las mejores playas de Menorca para muchos. Este bello lugar se encuentra a unos 20 minutos andando desde la playa de Binimel·là, en el norte de Menorca. La recompensa después de la caminata está asegurada, un paisaje rocoso y abrupto, de grandes contrastes y con un agua muy cristalina os dará la bienvenida. Su peñón principal cuenta con una pequeña cala y una "piscina natural".

Algaraiens (La Vall)

La arena de las playas de Algaraiens o La Vall es blanca y fina. La Vall está dividida en dos zonas. La más cercana al parking se conoce como la Playa des Tancats, y la más lejana la Playa des Bot. Para llegar a la última es necesario hacer pequeña y placentera excursión a pie.

Macarella y Macarelleta

Dos de las playas más de moda del sur de Menorca. Conocidas por el color azul turquesa de sus aguas y sus imponentes acantilados. Un lugar donde el agua es tan cristalina que parece que los barcos levitan.

Cala Presili

Idílica playa virgen situada en el noreste de Menorca. Se encuentra a unos 15 minutos andando desde el parking del Faro de Favaritx. Cala Presili se sitúa en un entorno protegido y completamente natural.

Cala Pilar

Una muy buena opción para las personas que buscan tranquilidad y pura naturaleza en esta playa virgen del norte de Menorca. El contraste del color rojizo de los acantilados con en azul de mar te cautivará.

El tiempo